Seguidores

Datos personales

Fotógrafo,Experimentación visual, Poeta visual,Activista de acciones.Estudioso del Boogie-Boogie

ARCHIVOS DEL BLOG

jueves, 29 de noviembre de 2012

Guía de la buena esposa

Audiovisual:
video
La Sección Femenina se constituye en 1934 y es la rama femenina de Falange Española. Desde su fundación, hasta 1977, fecha en que fue disuelta, estuvo dirigida por Pilar Primo de Rivera, hermana de José Antonio, fundador del partido.
Durante la Segunda República, la Sección femenina llevaba a cabo labores de apoyo a los militantes del partido, atendiendo a los presos y a sus familias. Mientras duró la Guerra Civil pasó a prestar apoyo a las familias de los caídos fascistas. Tras la victoria franquista, la Sección femenina dependía del Estado y se dedica a dar formación a todas las mujeres, exaltando un rol femenino de ama de casa y madre: * “La única misión que tienen asignadas las mujeres en la tarea de la Patria es el hogar”. *“Gracias a la Sección Femenina las mujeres van a ser más limpias, los niños más sanos, los pueblos más alegres y las casas más claras”.
El patrón de mujer que inculca la Sección Femenina se cimenta en la tradición católica y propugna una feminidad entendida como sumisión, entrega, espíritu de sacrificio y fragilidad frente al varón. Más tarde, en los años 50, la Sección Femenina divide la formación que realiza en tres ramas: la política, la religiosa y la práctica, preparando a la mujer para hacerse cargo del hogar y de su familia. Esta actividad formativa se denominó Servicio Social y era obligatoria para las mujeres solteras de 17 a 35 años. Impartido por la Sección Femenina, su duración era de seis meses: 3 de educación teórica (buena madre, buena esposa, abnegada y católica) y 3 de prestación obligatoria de trabajo en comedores, hospitales, oficinas, etc. Sin embargo, esta dedicación de 3 meses de trabajo gratuito y obligatorio, equivalía a seis horas diarias de trabajo suplementario realizado además de la la jornada laboral durante tres meses. Este esfuerzo extra se convirtió en extenuante para las mujeres trabajadoras, de manera que el 26 de noviembre de 1946 se suprimió esta fase de prestación para las obreras, ampliando el periodo formativo a los seis meses, dos horas diarias en el propio centro de trabajo, a donde se desplazaba el profesorado de la
Sección Femenina. Este Servicio Social proporcionaba a la mujer una formación como futura madre de familia que incluía labores del hogar, cuidado de los niños, atención de los enfermos, atención del marido, etc. Se exigía el certificado de cumplimento o exención del Servicio Social para acceder a plazas del Estado, en el trabajo en la empresa privada y en la obtención de cualquier certificado de estudios. Solo las madres de familia, mujeres casadas, mujeres con pérdida de padre/madre/hijo/hermana/marido en la guerra civil, y religiosas quedaban exentas de cumplir este servicio.
Gif:

No hay comentarios:

Publicar un comentario